Cierres, cierres y más cierres

NY Times anuncia que Donald Trump plantea, nuevamente, un cierre absoluto de fronteras. Los auges proteccionistas no se debilitan, la economía sí

Seguimos cerrando fronteras. Ayer, en Forbes, revista para la que escribo, leía una noticia en la que se corría el rumor de un posible cierre de fronteras por parte de Donald Trump. Un cierre de fronteras que incluiría, a su vez, un cierre para el comercio.

El Sr. Donald Trump sigue empeñado en acabar con el comercio y prosperar en una nueva era proteccionista. Un completo error en un mundo cada vez mas globalizado y, más a tener en cuenta, sabiendo que uno de los principales motores de crecimiento económico parte de un libre comercio a nivel global.

Como anunció el Fondo Monetario Internacional en Davos, el comercio global iba a ser uno de los principales condicionantes para el crecimiento económico en los años venideros. De darse un cierre proteccionista, en un entorno como el actual, las consecuencias para la economía no van a ser buenas.

Y es que, como indicaban los principales organismos, el crecimiento económico para los próximos años debe basarse en el auge de movimientos cooperativistas, desarrollando así crecimientos inclusivos y sostenibles. Todo lo contrario a lo que está ocurriendo, donde los intereses personales y los auges proteccionistas priman en las políticas aplicadas.

Como digo, es difícil de comprender y analizar las razones que han llevado a líderes como Donald Trump a optar por políticas como el cierre comercial. Quizá, razones como la balanza comercial o las prácticas adoptadas por la Organización del Comercio Mundial pueden ser algunos de los motivos que le han llevado a tomar semejantes decisiones.

No obstante, sea como sea, la economía global ha comenzado a desacelerarse. La desaceleración se está dando de una forma más pronunciada de lo esperado y los principales bancos centrales y organismos monetarios comienzan a apuntar nuevos reajustes a la baja en los ritmos de crecimiento para los próximos años.

Como respuesta a esto, los países, en lugar de mostrar una cordialidad y una actitud sobre la que construir nuevas reformas que devuelvan la normalidad a la economía, estos siguen peleando por intereses propios, los cuales siembran la incertidumbre que está acabando con una economía que, a priori, apuntaba ser muy esperanzadora.

En conclusión, seguimos actuando mal, seguimos aplicando las políticas erróneas y adoptando las prácticas equivocadas. Sembrando el caos no vamos a revertir la situación económica. Una situación económica que, como apuntan los principales indicadores macroeconómicos, vislumbran la recesión en el horizonte.

Feliz fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s