La economía crece, los riesgos persisten

Durante esta semana, los principales semanarios económicos del país hablaban sobre la recuperación que estaba experimentando la economía de la zona euro. Los países que integran el tratado de moneda única, en su conjunto, experimentaban crecimientos que les devolvían un mayor dinamismo a una economía que, a priori, mostraba grandes signos de agotamiento y unas previsiones que, por parte del Banco Central Europeo, auguraban un futuro no muy prometedor.

Concretamente, según los indicadores macroeconómicos cotejados, la economía del euro arroja durante el primer trimestre del 2019 unos crecimientos que la sitúan en el 0,4%. Unos crecimientos que duplican los obtenidos durante el último trimestre del año precedente y que, como indico, aportan un soplo de aire fresco a la economía europea. Muy necesario para la misma.

Y hablo de necesario, pues aunque se hable de una desaceleración global, como venimos viendo a lo largo de este mes, la economía estadounidense, por ejemplo, ha registrado unos crecimientos que le devuelven a su crecimiento normalizado, registrado durante el año pasado, del 3,2%, a la vez de registrar la mejor tasa de desempleo de los últimos 40 años.

Por el este, la gran rebaja fiscal que realizó China, así como la relajación en las tensiones comerciales con Estados Unidos y que aportan a los dos bloques económicos más potentes del mundo una mayor cordialidad comercial, ha provocado que el país asiático supere las malas previsiones que, a priori, se preveían. Concretamente, pese a que se esperaba que la economía se moderase, cosechando crecimientos inferiores al 6%, esta ha batido la previsión y ha registrado un crecimiento del 6’4%.

Sin embargo, la economía europea, a diferencia de las dos economías anteriormente mencionadas, mostraba unos ritmos de crecimiento que, con el paso de los meses, cada vez mostraban una menor fluidez. De hecho, la principal economía del bloque, Alemania, arrojaba previsiones que cifraban los crecimientos futuros para el 2019 en el 0,5%. Unos crecimientos que, contrastándolos con los obtenidos por otros países como Estados Unidos, vislumbraban una notable desaceleración.

A su vez, los grandes riesgos que experimentaba la economía europea, y que por el lado de Estados Unidos y China comenzaban a disuadirse, seguían acechando y ahogando la economía, impidiendo a la autoridad monetaria, el Banco Central Europeo (BCE) aplicar una retirada de estímulos que devolviese la normalidad monetaria al bloque económico. Ante la desaceleración, la decisión del organismo se basó en la suspensión de la retirada de estímulos, previniendo el posible debilitamiento de la economía ante una retirada precipitada.

Dadas las condiciones que presentaban las economías, así como los riesgos que a esta acechaban, el Banco Central Europeo, con Mario Draghi a la cabeza, decidió mostrar una postura cautelosa y evitar, como hemos dicho, una retirada de estímulos precipitada que agravase la situación y moderase, aún más, unos crecimientos que ya se consideraban bajos. Tan bajos que, en la reunión del BCE, el propio Draghi consideró como la antesala a una leve recesión.

Una recesión que algunos países de Europa, como Italia, ya presentaban. Pues, como decimos, el país italiano, durante el último trimestre del 2018, cosechaba contracciones en el PIB que le hacían entrar en una recesión técnica. Esto sumado a unas condiciones para nada favorables en las que su deuda presentaba un elevado rango que alcanzaba el 130% del PIB, mientras que su tasa de desempleo seguía incrementándose.

No debemos olvidarnos de otros temas, tan importantes como prioritarios, como el Brexit. Un Brexit que aún no ha encontrado una vía de escape y que no le permite a la Unión Europea alcanzar esa estabilidad política que vuelva a devolver la normalidad a la situación. Por otro lado, países como España, también están desarrollando su papel en esto, pues estamos hablando de una economía que en materia de deuda se va pareciendo cada vez más a Italia, mientras que la tasa de desempleo en el país, al igual que en Italia, sigue reduciéndose de forma muy gradual.

La economía europea, como hemos dicho al principio, está creciendo. Los países están notando unos crecimientos que, en el caso de Italia le ha llevado a salir de la recesión técnica, o en casos como el de España, a crecer por encima de sus homólogos europeos. Aunque, por ahora, aún es muy pronto para deliberar si lo ocurrido es una recuperación, aunque si podemos hablar de una recuperación puntual, pero que, como he dicho, no solo es presente en Europa.

Debemos celebrar los crecimientos. De hecho, es una buenísima noticia que la economía del euro siga creciendo, sin embargo, no debemos obviar los riesgos que nos estaban llevando a una gran desaceleración de nuestra economía. Unos riesgos que amenazaban a los países de la moneda común con una desaceleración que llevaría los niveles de crecimiento de sus principales economías a los registros más bajos desde la crisis de 2007.

Además, como muchos economistas preveían, la situación comenzaba a dificultarse, llegando a pronosticar una “japonización” en las economías occidentales desarrolladas, dado el entorno de deflación y prolongados tramos con unos bajos tipos de interés, así como la coexistencia de estos dos factores con unos crecimientos muy moderados, como los previstos por las autoridades. Un efecto que debe su nombre a la economía japonesa, la cual lleva ya más de tres décadas en esta situación y sigue sin encontrar la forma de salir de ella.

En definitiva, estamos creciendo, pero pese a ello, debemos mostrar cautela para que esto no sea un alto en el camino, sino el freno para comenzar a revertir la situación. Ningún analista, por ahora, conoce cuales serán los registros que nos deje el segundo trimestre en la economía global. No obstante, si podemos decir que la actuación política de los respectivos países jugará un papel muy determinante.

Feliz fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s