La normalización de una economía agotada

El nuevo escenario geopolítico atraviesa, bajo mi criterio, un elevado entramado de tensiones e incertidumbres. Muchos expertos y analistas definen esta situación como una excusa para ocultar determinadas fallas estructurales que, por deseo político, es de preferencia el mantenerlas ocultas y a la sombra de los ansiosos medios de comunicación. Unos desajustes que, por otro lado, también forman parte de los detonantes de la desaceleración económica.

En parte, estas afirmaciones son ciertas, pues si observamos lo índices de productividad en España, por ejemplo, estos se estancaron en 2018, paralizando unos crecimientos que venían dándose desde 1999, lo que indica que nuestra economía, con los recursos y trabajadores en activo, podría dar más de sí de lo que, actualmente, está dando. Un problema a tener en cuenta, dado que hay determinadas formaciones que tratan de ocultar los niveles para justificar las subidas en los salarios.

“Por primera vez desde 1999, la productividad de la economía española ha paralizado sus crecimientos. Una noticia muy preocupante para una economía que, como indican los índices, podría dar más de sí”.

Por otro lado, la competitividad de las empresas, así como el crecimiento de las mismas, en España, ya ha tocado techo. Es decir, la competitividad, el índice, se ha estancado, por lo que nuestras empresas, a diferencia del resto de las europeas, cada vez son menos competitivas, a la vez de que las inversiones en I+D siguen siendo escasas. En un mercado global, un grave problema, pues el entorno es cada vez más competitivo y esto agrava la situación de nuestro tejido empresarial.

Un tejido empresarial que, cabe destacar, tampoco posee la consolidación que debería. Estamos hablando de que el 99,8% de las empresas españolas son empresas de pequeña y mediana envergadura, lo que se conoce como PyMEs, por lo que, ante shocks en la economía y paralizaciones en los crecimientos, nuestras empresas, por la razón de ser más pequeñas y tener unos recursos más limitados, también son más vulnerables ante posibles recesiones y estancamientos.

“El 99,8% del tejido empresarial español se compone de empresas de pequeña y mediana envergadura, lo que las convierte en empresas más vulnerables ante posibles shocks en la economía”.

Como podemos observar, cuando estos expertos afirman que existen problemas estructurales que transcienden a lo que ocurre en el escenario geopolítico podemos decir que sí es cierto, pero no por ello, la incertidumbre y determinadas tensiones que se han adueñado del mencionado entorno dejan de ser un problema para convertirse en una normalidad. Como decía hace unos días en radio, “si el escenario geopolítico normalizado es este, el escenario económico normalizado será decreciente”.

Cuando hay determinados sucesos que no se comprenden o en los que, por muchos estudios, no se puede determinar una solución correcta, los expertos tratan de normalizar la situación, haciendo creer a la sociedad, científica y no científica, que el nuevo escenario, de ahora en adelante, será conflictivo y la economía debe adaptarse a el. En mi opinión, una actitud pesimista y acomodaticia por el simple hecho de no poder actuar.

La guerra comercial no es un suceso normal, no es algo que debemos normalizar. Ya son muchos los numerosos estudios que indican el lastre que repercute esta batalla arancelaria para la economía. La mismísima Christine Lagarde, Presidenta del Fondo Monetario Internacional, así como otros organismos, han avisado de las graves repercusiones que tendrá en la economía lo ocurrido en el escenario comercial a nivel global.

Por poner un ejemplo, es como si Italia, por el hecho de ser uno de los países más endeudados de la Zona Euro, soportando el 23,2% del total de deuda de la Eurozona, y llevar arrastrando esa deuda durante un largo periodo de tiempo, la situación ya no afectase al país, lo cual es completamente falso. Italia, pese a poseer una gran deuda durante un largo periodo de tiempo, precisa de un desapalancamiento de su economía, aunque la situación ya transcienda varios años.

“Italia posee el 132% de deuda sobre el porcentaje del PIB, además de soportar el 23,2% del total de deuda de la Eurozona.

Normalizar la situación solamente nos puede llevar a incurrir en errores que, por no tomar decisiones a tiempo, podrían tener efectos devastadores en el largo plazo. Algo similar a lo que podría ocurrir si el Banco Central Europeo (BCE) hubiese optado por mantener la expansión cuantitativa (QE) durante un mayor periodo de tiempo. Esto hubiese generado, a largo plazo, una cuantiosa pérdida de competitividad monetaria, así como una posible inflación, difícil de contener; véase el ejemplo de Venezuela o Zimbabwe.

En resumen, estamos ante una situación de elevado riesgo, pero que por el hecho de estar soportando la misma de forma continuada, estamos incurriendo en el error de normalizarla, algo similar a lo que ocurre en Japón y que da nombre al conocido fenómeno de japonización que amenaza a las economías desarrolladas de occidente. Un proceso que, por otro ldo. Es conocido por la dificultad que requiere el salir del mismo.

“La japonización es un fenómeno que lleva estancando a la economía japonesa desde los años 90. Un proceso en el que, como han dicho numerosos economistas, se sabe como se entra, pero no como se sale”.

La economía no es algo que funcione por si solo. La economía es una ciencia que precisa de continuo reciclaje que permita adelantarse a los movimientos, previendo lo que puede ocurrir y sus posibles consecuencias. Como he dicho, en numerosas ocasiones, no podemos seguir echando más leña al fuego, apagando el dinamismo -con el agregado continuo de incertidumbres- de los crecimientos por intereses particulares de determinados líderes políticos.

Como siempre, ¡feliz fin de semana!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s