Los titulares como nueva medición económica

En las últimas semanas hemos estado observando un continuo tira y afloja que mantenía la confrontación social en las redes sociales. Un tira y afloja entre las distintas formaciones políticas, que trataban de disputarse los méritos de las previsiones que lanzaba el organismo comunitario sobre la economía española, en las que, junto a otros organismos, mantenía unas proyecciones optimistas sobre el crecimiento económico para este año.

Como digo, dentro del discurso político, un sinfín de economistas se han atrevido en redes sociales a hacer sus pronósticos, así como a intentar aclarar, en ocasiones sin éxito, quien había sido el responsable del visible fortalecimiento de la economía española frente al resto de economías homólogas de la Unión Europea, así como cómo afectará estas previsiones en una desaceleración que, dados los titulares, no parece apreciarse.

Como he dicho en numerosas ocasiones, es absurdo seguir hablando de la meritocracia que debe repercutirse por los resultados y los pronósticos que realizan los organismos, pues, pese a las previsiones de crecimiento, negar la realidad económica es el peor de los desastres en el que puede incurrir un país. Los crecimientos se están moderando y los indicadores macroeconómicos si reflejan la desaceleración económica.

Sistemáticamente, la economía española se está portando mejor que la economía europea. Los crecimientos apuntan mejores registros en los crecimientos para España que para sus homólogos comunitarios. Sin embargo, podemos observar, observando el histórico de crecimientos y los pronósticos para años futuros, que la economía se está apagando con moderaciones que han ido reduciendo los crecimientos desde el 3%, hasta el 1,9% que datan las proyecciones en sus análisis para 2020.

Pero es que no podemos utilizar estos titulares para suscribir que el trabajo a realizar en el país se ha realizado. Estamos creando empleo a ritmos muy graduales, la actividad industrial se sigue estancando, los PMIs reflejan severas moderaciones, la demanda interna se modera hasta el 2%, el consumo de energía se ralentiza, la actividad exportadora se contrae y las reformas, ante el bloqueo político que presenta el país, siguen sin llegar a materializarse.

Si tiramos un poquito de hemeroteca, España es un país que siempre ha entrado, y salido, más tarde a las recesiones que el resto de países de la Unión Europea. Muestra de ello son los registros de crecimiento que mostraba España en los momentos previos a la crisis de 2008, mientras en el resto de economías europeas se estancaban. A su vez, debemos sumarle que España sigue sin la capacidad de aprobar unos presupuestos, un techo de gasto y una nueva reforma laboral, adaptados en su conjunto al nuevo escenario económico.

España está bloqueada desde la legislatura de Mariano Rajoy y las medidas aplicadas por Pedro Sánchez no pueden paliar el empeoramiento de la situación. Nuestra economía posee grandes fallos estructurales y el país sigue mostrando su característica actitud impasible ante la incapacidad de adoptar nuevas reformas que traten de revertir los posibles shocks en el escenario económico. Daniel Lacalle, economista jefe de Tressis, definía la situación como la política de la cigarra, pues no se está haciendo nada, al menos integral, en materia económica.

Una política cigarra que, como anunciaba BBVA Research, deja unas consecuencias en el largo plazo que podrían afectar muy negativamente a la economía español. Y para prueba de ello tenemos el caso de Italia, un país que ante un bloqueo político, un bloqueo gubernamental, ha visto como en el largo plazo su economía ha ido deteriorándose hasta lograr, en primer lugar, niveles desorbitados en materia de déficit y un plan presupuestario bastante deplorable, así como una recesión técnica cosechada tras la contracción de su Producto Interior Bruto (PIB) durante dos trimestres consecutivos.

Las reformas que debe aplicar España y no aplica son aquellas que marcarán el futuro económico para nuestro país en los próximos 10 años. No debemos olvidar las advertencias que el mismo BBVA Research hacía sobre la importancia de aplicación de reformas, para las que utilizaba el caso de la reforma laboral de 2012 aplicada por el Gobierno popular de Mariano Rajoy. El servicio de estudios de BBVA utilizó la reforma para advertir que si esta se hubiese dado en los momentos postcrisis, se podrían haber evitado la destrucción de más de dos millones y medio de empleos en el país.

Sin embargo, dado que no se aplicó, el empleo se vio lastrado hasta la situación actual, en la que el país lidera, en Europa, tasas muy elevadas de desempleo, tanto general como juvenil -donde la situación empeora aún más-. Esto también lo advertía el actual líder del Partido Popular, el cual hacía alusión a Pedro Sánchez diciendo que la economía crece por la inercia de las reformas del Partido Popular, pero que, sin embargo, de no adoptarse nuevas reformas adaptadas al nuevo escenario y el contexto actual, estaríamos ante una situación en el que la economía, poco a poco, se viese lastrada y sumida en una desaceleración más intensificada.

Y es que, en gran parte, tiene mucha razón. Debemos adoptar nuevas reformas que traten de revertir la situación, mientras que los políticos, por otro lado, siguen jugando al juego del reparto de sillones y no al de los proyectos programáticos. La economía precisa una actuación si quiere seguir liderando esos crecimientos y evitar los errores del pasado. No podemos pretender que la economía siga creciendo sola en un escenario donde todas las economías están adoptando reformas para evitar daños futuros de la desaceleración. España necesita un proyecto y un líder, al igual que el resto de países, que prepare nuestra economía para los previsibles escenarios futuros,

Buen fin de semana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s