Concepto y fundamentos del derecho fiscal

1. Concepto y fundamentos del derecho fiscal

El derecho fiscal es una rama del derecho que se encarga de regular las normas y los principios que rigen el sistema tributario de un país. Este sistema tiene como objetivo principal la recaudación de impuestos para financiar los gastos públicos y garantizar el funcionamiento del Estado.

El derecho fiscal se fundamenta en varios principios básicos que buscan asegurar la justicia y la equidad en el cobro de impuestos. Uno de estos principios es el de legalidad, según el cual ningún impuesto puede ser exigido si no está establecido por una ley. Otro principio importante es el de proporcionalidad, que establece que los impuestos deben ser justos y equitativos, en función de la capacidad económica de cada contribuyente.

Principios del derecho fiscal

Principio de legalidad

El principio de legalidad es uno de los pilares fundamentales del derecho fiscal. Este principio establece que ninguna persona puede ser sancionada por conductas que no estén expresamente previstas como delito en la ley. En el ámbito fiscal, esto implica que los contribuyentes tienen el derecho de conocer de manera clara y precisa las obligaciones y prohibiciones establecidas en las leyes fiscales. Además, las normas fiscales deben ser generales y abstractas, es decir, aplicables a un grupo amplio de personas sin distinciones arbitrarias.

Principio de capacidad contributiva

El principio de capacidad contributiva establece que los impuestos deben ser proporcionales a la capacidad económica de los contribuyentes. Esto implica que aquellos que tienen mayores ingresos o patrimonios deben contribuir en mayor medida al financiamiento de las cargas públicas. De esta manera, se busca que la carga tributaria se distribuya de manera equitativa, evitando que los contribuyentes de menores recursos sean gravados de manera excesiva y que aquellos con mayores recursos puedan eludir sus responsabilidades tributarias.

Fuentes del derecho fiscal

Fuentes formales del derecho fiscal: Las fuentes formales del derecho fiscal se refieren a los medios a través de los cuales se crean las normas jurídicas en materia fiscal. Estas fuentes incluyen la legislación, los reglamentos y las disposiciones administrativas. La legislación fiscal es la principal fuente formal del derecho fiscal, ya que es el conjunto de leyes y códigos que establecen las normas fiscales que deben ser cumplidas por los contribuyentes. Los reglamentos son normas que desarrollan y complementan la legislación fiscal, estableciendo los procedimientos y requisitos para el cumplimiento de las obligaciones fiscales. Por último, las disposiciones administrativas son normas emitidas por las autoridades fiscales, como resoluciones y circulares, que interpretan y aplican la legislación fiscal.

Fuentes materiales del derecho fiscal: Las fuentes materiales del derecho fiscal se refieren a los principios, valores y criterios que fundamentan el sistema jurídico fiscal. Estas fuentes son más amplias y abstractas que las fuentes formales, y están relacionadas con la justicia distributiva, la equidad fiscal y la eficiencia económica. Las fuentes materiales del derecho fiscal incluyen la capacidad contributiva, que establece que cada persona debe contribuir al gasto público de acuerdo a su capacidad económica; la igualdad tributaria, que exige que los impuestos se apliquen de forma igualitaria a todos los contribuyentes en situaciones similares; y la neutralidad fiscal, que busca evitar distorsiones en las decisiones económicas de los contribuyentes. Estas fuentes materiales del derecho fiscal son fundamentales para interpretar y aplicar las normas jurídicas fiscales de manera justa y equitativa.

Obligaciones fiscales de las personas físicas

1. Declaración de impuestos

La declaración de impuestos es una de las principales obligaciones fiscales que deben cumplir las personas físicas. Consiste en informar a la autoridad fiscal acerca de los ingresos, gastos y deducciones realizados en un determinado periodo fiscal. Esta declaración debe ser presentada en tiempo y forma, y puede variar dependiendo del tipo de actividad económica que realice la persona física.

2. Pago de impuestos

El pago de impuestos es otra de las obligaciones fiscales fundamentales para las personas físicas. Consiste en realizar el pago correspondiente a los impuestos generados por sus actividades económicas. Estos impuestos pueden incluir el Impuesto Sobre la Renta (ISR), el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y otros gravámenes a nivel local.

3. Registro contable

Las personas físicas también tienen la obligación de llevar un registro contable de sus operaciones financieras. Este registro debe ser preciso, ordenado y detallado, y debe incluir información sobre los ingresos, gastos, deducciones y retenciones realizadas. Este registro puede ser utilizado tanto para la declaración de impuestos como para verificar el cumplimiento de otras obligaciones fiscales.

5. Obligaciones fiscales de las personas jurídicas

Las personas jurídicas están sujetas a una serie de obligaciones fiscales que deben cumplir de acuerdo con la legislación vigente. Estas obligaciones se derivan de su condición de entidades que realizan actividades económicas y que, por lo tanto, deben contribuir al sostenimiento de los gastos públicos.

Una de las principales obligaciones de las personas jurídicas es la presentación de declaraciones y pagos correspondientes a los impuestos que les afectan. Esto implica que deben llevar una contabilidad adecuada, mantenerla actualizada y presentar los informes y documentos necesarios ante la autoridad fiscal. Además, deben realizar los pagos correspondientes en las fechas establecidas, evitando así posibles sanciones.

Otra obligación importante de las personas jurídicas es la de retener y enterar impuestos en nombre de terceros. Esto significa que, en determinados casos, deben descontar de los pagos que realizan a proveedores o contratistas una cantidad determinada de impuestos y posteriormente entregarla a la autoridad fiscal correspondiente.

Procedimientos y recursos en el derecho fiscal

Procedimientos en el derecho fiscal

Los procedimientos en el derecho fiscal son los mecanismos establecidos por la legislación para que el Estado pueda ejercer su facultad de control y recaudación de impuestos. Estos procedimientos incluyen la presentación de declaraciones fiscales, la revisión de la información proporcionada, la determinación de impuestos a pagar, y la posibilidad de impugnar las decisiones del Servicio de Administración Tributaria (SAT) mediante recursos administrativos o judiciales.

Recursos en el derecho fiscal

Los recursos en el derecho fiscal son las herramientas legales que tienen los contribuyentes para impugnar las decisiones del SAT y proteger sus derechos frente a actuaciones arbitrarias o ilegales. Entre los recursos más comunes se encuentran el recurso de revocación, que se presenta ante el SAT para impugnar resoluciones administrativas, y el juicio de nulidad, que se interpone ante el Tribunal Federal de Justicia Administrativa para impugnar resoluciones del SAT. Estos recursos permiten a los contribuyentes defenderse frente a posibles errores, excesos o abusos por parte de la autoridad tributaria, buscando asegurar que se cumplan las garantías y principios del derecho fiscal.

 

By Franciscocollmorales

Estudiante de máster y economía, joven emprendedor, interesado y estudiante en el mundo de la economía y mercados bursátiles, con experiencia en el sector profesional de 2 años como business advisor y community manager en Renault España y 1 año en el sector de la gerencia, estoy en continua formación en ENAE business school , escuela de negocios internacional, con el fin de especializarme en la gestión de carteras, poder gestionar y analizar cuentas e inversiones en empresas del ámbito nacional e internacional es mi objetivo. En este mundo se está desarollando una economía cada vez más globalizada y hay que rebasar las fronteras e introducirse en nuevos mercados para crear el valor añadido y la diferenciación, y sobre todo fomentar a los emprendedores a que sigan creando PYMES (el 99'88% del tejido empresarial en España está constituido por PYMES) ya que son las que tiran de esta economía, fomentan al empleo y crean oferta, esto hará que crezca el ingreso nominal y pueda crecer el consumo, El objetivo es salir de esta recesión económica, cada vez más dura, que están sufriendo muchos países actualmente, sin movimiento económico no hay progresión de las empresas de este país.