Skip to content

¿Qué es la psicología criminal?

May 28, 2023

1. ¿Qué es la psicología criminal?

La psicología criminal es una disciplina que combina los conocimientos y métodos de la psicología y la criminología para comprender y prevenir el delito. Se enfoca en el estudio de la mente y el comportamiento de los delincuentes, así como en la evaluación y tratamiento de individuos involucrados en el sistema de justicia penal. Los psicólogos criminales analizan factores psicológicos, sociales y biológicos que pueden influir en la comisión de delitos, con el objetivo de desarrollar estrategias eficaces para la prevención y rehabilitación.

1.1. Definición de la psicología criminal

La psicología criminal se define como la rama de la psicología que se ocupa del estudio científico y la aplicación de principios psicológicos en el contexto del sistema de justicia penal. Se centra en la comprensión de la conducta criminal, los factores que la influencian y las interacciones entre delincuentes y víctimas.

2. Pasos para convertirse en psicóloga criminal

2.1. Obtener una licenciatura en psicología

El primer paso para convertirse en psicóloga criminal es obtener una licenciatura en psicología. Durante este programa de estudio, los estudiantes aprenderán los fundamentos de la psicología, incluyendo temas como la teoría y el desarrollo humano. Además, también se les enseñará cómo llevar a cabo investigaciones y evaluar el comportamiento humano. Es importante destacar que algunos programas de licenciatura pueden ofrecer especializaciones en psicología forense o criminal, lo cual puede ser beneficioso para aquellos que deseen seguir esta carrera.

2.2. Realizar un posgrado en psicología criminal

Una vez que se ha obtenido una licenciatura en psicología, el siguiente paso es realizar un posgrado en psicología criminal. Estos programas de posgrado están diseñados para proporcionar una educación más especializada en el campo de la psicología criminal. Durante este programa, los estudiantes pueden aprender sobre temas más específicos, como la criminología, el perfil del delincuente y la evaluación psicológica forense. Además, también pueden tener la oportunidad de participar en pasantías o prácticas profesionales, donde podrán adquirir experiencia práctica en el campo.

3. Campos de estudio de la psicología criminal

La psicología criminal es una disciplina que se enfoca en el estudio del comportamiento criminal desde una perspectiva psicológica. Dentro de este campo, existen diferentes áreas de estudio que permiten comprender mejor las motivaciones y características de los delincuentes.

3.1 Psicología del delincuente

Esta rama de la psicología criminal se centra en el análisis de la personalidad, las motivaciones y los factores que llevan a una persona a cometer delitos. Se estudian las diferentes teorías del crimen, como la teoría de la elección racional, la teoría del control social y la teoría del aprendizaje social, con el objetivo de entender por qué algunas personas se inclinan por conductas delictivas.

3.2 Psicología forense

La psicología forense se ocupa del estudio del comportamiento criminal en el contexto de la investigación y el sistema legal. Los psicólogos forenses colaboran con las autoridades para evaluar la salud mental de los sospechosos, realizar perfiles criminales y brindar testimonios como expertos en casos judiciales. Además, se encargan de estudiar y prevenir la reincidencia criminal a través de programas de rehabilitación.

3.3 Psicología de la víctima

Esta área de estudio se centra en el análisis del impacto psicológico que el crimen tiene sobre las víctimas. Los psicólogos especializados en víctimas del crimen brindan apoyo emocional, evalúan el trauma sufrido y ayudan en el proceso de recuperación. También se dedican a investigar la relación entre la víctima y el delincuente, lo cual puede aportar información relevante en la resolución de casos.

4. Habilidades requeridas para ser psicóloga criminal

La psicología criminal es una disciplina que requiere de ciertas habilidades y características personales para poder desempeñarse de manera efectiva en este campo. A continuación, se presentan algunas de las habilidades requeridas para ser psicóloga criminal:

4.1 Empatía

Una de las habilidades más importantes para un psicólogo criminal es la empatía. Es fundamental poder ponerse en el lugar de la víctima o el delincuente para comprender sus motivaciones y emociones. La empatía permite establecer una conexión con las personas involucradas en el caso, lo que facilita el análisis y la resolución de los mismos.

4.2 Habilidades de observación

La capacidad de observar detalladamente es esencial en la psicología criminal. Un psicólogo criminal debe estar atento a los gestos, expresiones faciales, lenguaje corporal y cualquier otro tipo de comportamiento que pueda suministrar pistas sobre la conducta delictiva. Estas habilidades de observación ayudan a identificar patrones de comportamiento, detectar mentiras y evaluar la credibilidad de los testimonios.

5. Herramientas utilizadas por las psicólogas criminales en su trabajo

5.1. Evaluaciones psicológicas

Las psicólogas criminales utilizan varias herramientas de evaluación psicológica para examinar y analizar la conducta de los delincuentes. Estos instrumentos les permiten comprender los factores que pueden haber contribuido al comportamiento criminal, así como identificar posibles patrones y trastornos psicológicos subyacentes. Algunas de las evaluaciones más comunes incluyen entrevistas forenses, pruebas de personalidad, evaluaciones de riesgo de violencia y evaluaciones del perfil criminal.

5.2. Análisis de escenas del crimen

Para resolver crímenes, las psicólogas criminales utilizan técnicas de análisis de escenas del crimen. Estas técnicas les permiten reconstruir los eventos que ocurrieron durante un delito y examinar las pistas físicas dejadas en el lugar. Las psicólogas criminales buscan evidencia que pueda ayudar a identificar al autor del crimen, como huellas dactilares, ADN, muestras de cabello o fibras. Además, analizan la disposición de los elementos en la escena para entender la dinámica del crimen y extraer información relevante sobre la personalidad y motivaciones del delincuente.

5.3. Perfilación criminal

La perfilación criminal es otra herramienta utilizada por las psicólogas criminales en su trabajo. Consiste en analizar las características y el comportamiento de un delincuente desconocido para determinar su perfil psicológico. A partir de la información disponible, como el modus operandi y los patrones de comportamiento del delincuente, las psicólogas criminales pueden hacer inferencias sobre sus características personales, antecedentes, motivaciones y posibles características físicas. Esta información puede ser de gran utilidad para la investigación criminal, ya que puede ayudar a identificar y capturar al delincuente.

6. Ejemplos de casos famosos resueltos por psicólogas criminales

La psicología criminal ha sido fundamental en la resolución de numerosos casos famosos a lo largo de la historia. Uno de los ejemplos más destacados es el caso de Ted Bundy, un famoso asesino en serie que fue capturado y condenado gracias al análisis psicológico realizado por psicólogas criminales. Estas profesionales examinaron detenidamente los patrones de comportamiento del criminal y su perfil psicológico para determinar su culpabilidad.

Otro caso famoso en el que se utilizó la psicología criminal fue el asesinato de JonBenét Ramsey, una niña de 6 años cuyo cuerpo fue encontrado en su propia casa en 1996. Gracias al análisis realizado por psicólogas criminales, se logró identificar al sospechoso y se presentaron pruebas contundentes en su contra.

Además de estos casos, también se han resuelto numerosos crímenes gracias a la labor de las psicólogas criminales, como el asesinato de O.J. Simpson, el caso de la desaparición de Madeleine McCann y el asesinato de la actriz Sharon Tate por parte de la secta Manson.