Skip to content

¿Cómo afecta la indemnización por despido a la tributación?

March 28, 2023

1. ¿Cómo afecta la indemnización por despido a la tributación?

La indemnización por despido puede tener un impacto significativo en la tributación de los trabajadores. Dependiendo de la legislación fiscal de cada país, la indemnización recibida puede estar sujeta a impuestos o incluso estar exenta de tributación en ciertos casos.

Es importante comprender cómo se afecta la tributación de la indemnización por despido para poder hacer una correcta planificación financiera. La cantidad recibida puede variar y depende de diferentes factores, como el tiempo de servicio, el salario, el tipo de contrato y las circunstancias del despido.

Concepto y tipos de indemnización por despido

La indemnización por despido es una compensación económica que se le paga al trabajador en caso de finalización de su contrato laboral de forma unilateral por parte del empleador. Esta compensación tiene como finalidad reparar el daño causado al trabajador por la pérdida de su empleo y compensar los años de servicio prestados.

Existen diferentes tipos de indemnización por despido, que pueden variar según la causa de la finalización del contrato laboral y la legislación vigente en cada país. Algunos de los tipos más comunes son:

Indemnización por despido improcedente:

Este tipo de indemnización se debe pagar cuando se despide a un trabajador sin causa justificada o se realizan despidos bajo circunstancias consideradas como nulas o irregulares según la legislación vigente. La cuantía de esta indemnización suele ser superior a la de otros tipos de despido.

Indemnización por despido objetivo:

En caso de despido objetivo, la indemnización se calcula en base a diferentes criterios establecidos por la legislación laboral. Estos criterios suelen incluir aspectos como la antigüedad del trabajador, el tiempo de contrato y el salario.

Es importante tener en cuenta que el cálculo y los tipos de indemnización pueden variar según el país y la legislación laboral aplicable en cada caso.

Impuestos aplicables a la indemnización por despido

Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF)

La indemnización por despido está sujeta al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). En función de la cuantía de la indemnización y del tipo de despido, se aplicará un porcentaje determinado sobre la cantidad percibida. Es importante tener en cuenta que la indemnización por despido tributará como rendimientos del trabajo, por lo que se sumará a las retribuciones salariales.

Retenciones del IRPF en la indemnización por despido

En el momento de percibir la indemnización por despido, el pagador deberá retener un porcentaje sobre la misma para el IRPF. Este porcentaje variará en función de la cuantía de la indemnización y del tiempo que hayamos estado trabajando en la empresa. De esta forma, se evitarán regularizaciones posteriores y se garantizará el cumplimiento de las obligaciones tributarias.

4. Casos especiales: exentas de tributación

4.1 Indemnizaciones por despido objetivo o colectivo

Las indemnizaciones por despido objetivo o colectivo están exentas de tributación hasta determinados límites establecidos por la ley. Según el artículo 7.e) de la Ley del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), estas indemnizaciones están exentas en la parte correspondiente a la indemnización por años de servicio, calculada a razón de 20 días de salario por año trabajado con un máximo de 12 mensualidades.

Es importante tener en cuenta que esta exención solo se aplica si el despido es objetivo o colectivo, es decir, aquellos casos en los que se produce una reducción de plantilla por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción. Además, la exención está sujeta a límites que varían en función del año del despido, por lo que es necesario consultar la normativa vigente para conocer los importes exactos aplicables en cada momento.

4.2 Indemnizaciones por despido improcedente

Las indemnizaciones por despido improcedente también están exentas de tributación hasta ciertos límites establecidos. Según el artículo 7.c) del IRPF, estas indemnizaciones están exentas en la parte correspondiente a la indemnización por años de servicio, calculada a razón de 45 días de salario por año trabajado con un máximo de 42 mensualidades.

Esta exención se aplica en los casos de despido improcedente, es decir, cuando el despido se considera injustificado por parte del tribunal. Es importante destacar que la exención está sujeta a límites que pueden variar en función del año del despido, por lo que es necesario consultar la normativa aplicable en cada momento para conocer los importes exactos.

5. Cálculo de la base imponible para la tributación de la indemnización por despido

5.1. Cálculo de la base imponible

El cálculo de la base imponible para la tributación de la indemnización por despido se realiza siguiendo las pautas establecidas por la normativa fiscal. Para conocer la cantidad que se deberá tributar, se deben tomar en cuenta diferentes elementos:

  • El importe de la indemnización recibida.
  • La antigüedad del trabajador en la empresa.
  • Los años cotizados a la Seguridad Social.
  • Las retenciones realizadas sobre la indemnización.

Estos factores permitirán determinar la cantidad que se considerará como ganancia patrimonial en el momento de la tributación.

5.2. Fórmula para el cálculo

La fórmula utilizada para calcular la base imponible de la indemnización por despido es la siguiente:

Base Imponible = Indemnización recibida – (Antigüedad x Años cotizados x Retenciones)

Una vez obtenida la base imponible, se aplicarán las tarifas del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) correspondientes para determinar el importe a tributar.

6. Recomendaciones fiscales para la tributación de la indemnización por despido

A la hora de tributar por una indemnización por despido, es importante seguir algunas recomendaciones fiscales que pueden ayudar a minimizar el impacto en el bolsillo del contribuyente. Una de las principales recomendaciones es aplicar correctamente las exenciones fiscales a las que pueda tener derecho. Es fundamental conocer las condiciones para poder acogerse a estas exenciones y presentar la documentación correspondiente.

Además, es recomendable contar con el asesoramiento de un experto en materia tributaria para asegurarse de cumplir con todas las obligaciones fiscales y aprovechar al máximo los beneficios que la legislación ofrece en caso de indemnizaciones por despido. Este profesional podrá ayudar a calcular correctamente la base imponible y valorar las mejores opciones para tributar.