Skip to content

¿Qué es el modelo 036 y para qué sirve?

March 2, 2023

1. ¿Qué es el modelo 036 y para qué sirve?

El modelo 036 es un formulario fiscal utilizado en España para comunicar información relativa a actividades económicas a la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT). Este modelo es utilizado por empresarios y profesionales autónomos para inscribirse en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores y para comunicar cualquier modificación en sus datos fiscales.

El modelo 036 es también utilizado para solicitar el Número de Identificación Fiscal (NIF) y el código de actividad económica de la empresa, así como para darse de baja de la actividad económica o modificar cualquier otro dato relevante. En resumen, el modelo 036 es una herramienta fundamental para gestionar la actividad económica de una empresa y para cumplir con las obligaciones tributarias establecidas por la AEAT.

2. Cómo completar el modelo 036 paso a paso

2.1 Datos de identificación del declarante

El modelo 036 es un documento que deben presentar las empresas ante la administración tributaria para comunicar su situación fiscal. Para completarlo correctamente, debemos comenzar por incluir los datos de identificación del declarante. Esto incluye el nombre y los apellidos o razón social, el NIF, la dirección fiscal y el código postal de la empresa.

2.2 Actividad económica y régimen fiscal

En este apartado, es necesario indicar la actividad económica principal de la empresa mediante la clasificación CNAE correspondiente. Además, también se debe especificar el régimen fiscal aplicable, ya sea el régimen general o alguno de los regímenes especiales existentes.

2.3 Liquidación del impuesto

La declaración del modelo 036 también requiere la liquidación del impuesto correspondiente. Es importante tener en cuenta que la forma de liquidación varía dependiendo de la actividad económica de la empresa y del régimen fiscal aplicable. Es necesario proporcionar los datos necesarios para calcular la base imponible y el tipo impositivo, y así determinar la cantidad a pagar o a devolver.

2.4 Presentación telemática

Una vez completados todos los apartados del modelo 036, es hora de proceder a su presentación telemática. Esto implica enviar el documento a la administración tributaria a través de la plataforma habilitada para ello. Es recomendable guardar una copia del modelo presentado, así como el justificante de presentación emitido por la plataforma.

Requisitos y documentación necesaria para presentar el modelo 036

Documentación necesaria

Para poder presentar el modelo 036 es necesario contar con la siguiente documentación:

  • Documento de identificación fiscal: Es necesario tener el NIF o NIE de la persona o entidad que va a presentar el modelo.
  • Certificado digital: Para presentar el modelo de forma telemática es necesario contar con un certificado digital válido.
  • Escrituras de constitución: Si se trata de una sociedad, se deberá presentar una copia de las escrituras de constitución de la empresa.
  • Contrato o recibo de alquiler: Si se dispone de un local o establecimiento, se deberá presentar el contrato o recibo de alquiler.
  • Facturas y/o documentos contables: Es necesario contar con la documentación que respalde la actividad económica de la empresa.

Requisitos

Además de la documentación necesaria, se deben cumplir los siguientes requisitos para presentar el modelo 036:

  • Estar dado de alta en Hacienda: Es necesario haber realizado el alta en Hacienda y tener asignado un número de identificación fiscal.
  • Tener una actividad económica: El modelo 036 deberá presentarse por aquellos contribuyentes que realicen actividades económicas, sean empresarios o profesionales.
  • Contar con una cuenta bancaria: Se debe tener una cuenta bancaria a nombre de la empresa para poder domiciliar los pagos correspondientes.
  • Información actualizada: Los datos que se incluyan en el modelo 036 deben estar actualizados y reflejar la situación real de la empresa.

4. Diferencias entre el modelo 036 y el modelo 037

El modelo 036 y el modelo 037 son dos tipos de declaraciones censales utilizadas en España para informar a la Administración tributaria sobre las actividades económicas de una empresa. Si bien ambos modelos tienen el mismo propósito de comunicar los datos necesarios para el registro de una empresa, existen algunas diferencias fundamentales entre ellos.

Una de las principales diferencias radica en el ámbito de aplicación. Mientras que el modelo 036 está dirigido a empresas y profesionales que desarrollan actividades económicas de forma habitual, el modelo 037 está pensado para aquellos que realizan actividades económicas de forma ocasional o con características especiales, como las actividades agrícolas, ganaderas, artesanales o de servicios.

Otra diferencia importante es el nivel de detalle requerido en la declaración. El modelo 036 requiere proporcionar información más detallada sobre la empresa, como su actividad principal, el régimen de IVA aplicable, el régimen de estimación directa o simplificada del IRPF, etc. Por otro lado, el modelo 037 solo requiere información básica sobre la empresa, como su NIF, denominación, domicilio, etc.

Por último, el modelo 036 tiene una periodicidad anual, mientras que el modelo 037 se presenta de forma trimestral. Esto implica que el modelo 036 requiere actualizar y recopilar información sobre la empresa solo una vez al año, mientras que el modelo 037 debe presentarse cada trimestre, lo que puede generar una mayor carga administrativa para las empresas.

Errores comunes al completar el modelo 036 y cómo evitarlos

1. Error en la cumplimentación de los datos del declarante

Uno de los errores más frecuentes al completar el modelo 036 es equivocarse al proporcionar los datos del declarante. Es importante asegurarse de introducir correctamente el nombre, la dirección y el número de identificación fiscal (NIF) de la empresa. Un error en estos datos puede generar problemas en la comunicación con la Agencia Tributaria y retrasar la gestión de los trámites fiscales.

2. Omisión de datos relevantes

Otro error común es omitir información relevante en el modelo 036. Es importante revisar detenidamente todas las preguntas y apartados del formulario para asegurarse de que se han proporcionado todos los datos necesarios. La omisión de información puede dar lugar a discrepancias en la declaración y a posibles sanciones por parte de la Agencia Tributaria.

3. Desconocimiento de las obligaciones fiscales

Otro error frecuente es desconocer las obligaciones fiscales que se deben cumplir al completar el modelo 036. Es fundamental estar al tanto de las normativas y regulaciones vigentes para garantizar una correcta cumplimentación del formulario. En caso de dudas, es recomendable consultar a un asesor fiscal o a la Agencia Tributaria para evitar errores que puedan tener consecuencias negativas.

4. Falta de actualización de los datos

Por último, un error común es no mantener actualizada la información proporcionada en el modelo 036. Es importante realizar las modificaciones necesarias en caso de cambio de domicilio, de cese de actividad u otros cambios relevantes que afecten a la información proporcionada. La falta de actualización puede generar problemas en la gestión fiscal de la empresa y dar lugar a sanciones.

6. Beneficios de utilizar el modelo 036 en la gestión fiscal de una empresa

El modelo 036 es una herramienta fundamental para la gestión fiscal de una empresa, ya que ofrece una serie de beneficios que facilitan la organización y cumplimiento de las obligaciones tributarias. Uno de los principales beneficios es la posibilidad de realizar todas las gestiones fiscales de forma telemática, lo que agiliza y simplifica el proceso.

Otro beneficio importante del modelo 036 es que permite declarar y modificar los datos de la empresa de forma rápida y sencilla. Esto significa que si hay algún cambio en la información fiscal de la empresa, como un cambio de domicilio o actividad económica, se puede realizar la modificación de forma inmediata y sin complicaciones.

Además, el modelo 036 también ofrece la posibilidad de acogerse a diferentes regímenes fiscales, lo que permite adaptar la gestión tributaria a las necesidades específicas de cada empresa. De esta manera, se pueden aplicar beneficios fiscales relacionados con el régimen simplificado, el régimen de estimación objetiva o el régimen especial de grupos de entidades, entre otros.