Skip to content

Tipos de cera para depilación

February 21, 2023

1. Tipos de cera para depilación

La elección del tipo de cera para depilación es esencial para asegurar unos resultados óptimos y minimizar la irritación o molestias en la piel. Existen diferentes tipos de cera en el mercado, como la cera caliente, la cera tibia y la cera fría. La cera caliente es la más utilizada, ya que su temperatura ayuda a abrir los poros y facilita la extracción del vello de raíz. La cera tibia, por otro lado, tiene una temperatura menor y es más suave para pieles sensibles. Finalmente, la cera fría es fácil y rápida de usar, pero no es tan eficaz en la eliminación del vello.

1.1. Cera caliente

La cera caliente se presenta en forma de bloque o en discos, y se calienta en un calentador especial hasta alcanzar la temperatura adecuada. Es una opción muy efectiva para eliminar el vello de raíz en cualquier parte del cuerpo, aunque se recomienda especialmente para áreas grandes como piernas y brazos.

1.2. Cera tibia

La cera tibia se presenta en roll-on o en tarro, y su temperatura es más baja que la de la cera caliente. Es más suave para la piel, por lo que es una buena opción para personas con pieles sensibles. Se recomienda especialmente para zonas más pequeñas o delicadas, como el rostro o el bikini.

2. Pasos para depilarte con cera en casa

2.1 Preparación del área a depilar

Antes de empezar con la depilación con cera, es importante preparar adecuadamente el área a depilar. Lava bien la piel con agua tibia y un jabón suave para eliminar cualquier residuo de aceites o cremas. Asegúrate de que el área esté completamente seca antes de aplicar la cera. También es recomendable exfoliar la piel un día antes para eliminar las células muertas y facilitar la extracción del vello. Esto ayudará a que la cera se adhiera mejor y a obtener mejores resultados.

2.2 Escoge la cera adecuada

Existen diferentes tipos de cera para depilación, como la cera fría, caliente o tibia. Es importante escoger el tipo de cera adecuado para tu piel y preferencias personales. La cera caliente es ideal para zonas más sensibles, ya que dilata los poros y facilita la extracción del vello. Por otro lado, la cera fría es conveniente para zonas más pequeñas y de difícil acceso. Lee detenidamente las instrucciones del producto y asegúrate de seguir las recomendaciones de uso para evitar posibles irritaciones o quemaduras. Además, verifica que la temperatura de la cera sea la adecuada para evitar cualquier tipo de lesión en la piel durante el proceso de depilación.

3. Ventajas y desventajas de la depilación con cera

Ventajas: La depilación con cera es una de las opciones más duraderas para eliminar el vello no deseado. A diferencia de otros métodos, la cera arranca el vello desde la raíz, lo que significa que tardará más tiempo en volver a crecer. Además, este método también puede debilitar el vello con el tiempo, lo que resulta en un crecimiento más lento y menos denso. Otra ventaja de la depilación con cera es que puede ser aplicada en diferentes áreas del cuerpo, incluyendo el rostro, las piernas, las axilas y el área del bikini.

Desventajas: Aunque la depilación con cera tiene muchos beneficios, también tiene algunas desventajas a tener en cuenta. En primer lugar, puede resultar dolorosa, especialmente para las personas con baja tolerancia al dolor. Además, este método puede causar irritación en la piel, enrojecimiento e incluso pequeñas heridas si no se realiza correctamente. Otro inconveniente de la depilación con cera es que el vello debe tener cierta longitud para que pueda ser arrancado eficazmente. Esto significa que tendrás que esperar a que el vello crezca antes de poder depilarte nuevamente.

4. Cómo preparar la piel antes de depilarte con cera

Antes de someterte a una sesión de depilación con cera, es importante preparar adecuadamente la piel para minimizar el dolor y maximizar los resultados. A continuación, te damos algunos consejos sobre cómo preparar la piel antes de depilarte con cera.

4.1 Exfolia la piel

Una exfoliación previa a la depilación ayudará a eliminar las células muertas de la piel y permitirá que el vello se extraiga con mayor facilidad. Puedes utilizar un producto exfoliante suave o hacer una mezcla casera con azúcar y aceite de coco para frotar suavemente la piel antes de la depilación. Recuerda no exfoliar en exceso para evitar irritaciones.

4.2 No apliques lociones o cremas hidratantes

Antes de depilarte con cera, evita aplicar lociones o cremas hidratantes en la zona a tratar. Estos productos pueden crear una barrera entre la cera y el vello, lo que dificultará la extracción eficiente del vello. Por lo tanto, asegúrate de limpiar bien la piel y no aplicar ningún producto antes de la depilación.

4.3 No expongas la piel al sol antes de la depilación

Si has estado expuesto/a al sol durante los días previos a la depilación, es recomendable que evites hacerlo. La exposición solar puede sensibilizar aún más la piel, lo que hará que la depilación con cera sea más dolorosa e incómoda. Si es necesario salir al sol, utiliza protector solar para mantener la piel protegida.

Consejos para una depilación con cera menos dolorosa

Elegir el tipo de cera adecuada:

El primer consejo para una depilación con cera menos dolorosa es elegir el tipo de cera adecuada. Existen diferentes tipos de cera para depilación, como la cera caliente, la cera tibia y la cera fría. Para minimizar el dolor, se recomienda utilizar cera caliente o tibia, ya que ayudan a dilatar los poros y facilitan la extracción del vello. Además, es importante elegir una cera de buena calidad, ya que las ceras más baratas suelen ser más dolorosas de usar.

Preparar la piel antes de la depilación:

Otro consejo importante es preparar la piel antes de la depilación. Es recomendable exfoliar la piel un día antes de la depilación para eliminar las células muertas y evitar la obstrucción de los poros. También se aconseja aplicar una crema o loción calmante en la zona a depilar antes de aplicar la cera, para reducir la sensación de dolor.

Distracción y relajación durante la depilación:

Un truco para hacer la depilación con cera menos dolorosa es distraerse y relajarse durante el proceso. Puedes escuchar música, ver una película o hablar con una amiga para distraerte de la sensación de dolor. Además, antes de aplicar la cera, puedes estirar la piel en la dirección opuesta al crecimiento del vello para minimizar el tirón.

Esos son algunos consejos para hacer la depilación con cera menos dolorosa. Recuerda también hidratar la piel después de la depilación y evitar la exposición al sol durante las primeras 48 horas para evitar irritaciones o manchas.

6. Cuidados posteriores a la depilación con cera

Una vez que hayas terminado con la depilación con cera, es importante que tomes ciertos cuidados para evitar cualquier tipo de irritación o molestia en tu piel. A continuación, te mostramos algunas recomendaciones que debes seguir:

6.1. Hidratación

Después de la depilación con cera, es fundamental que mantengas tu piel bien hidratada. Aplica algún tipo de crema hidratante o aceite natural para que tu piel se recupere más rápido y se vea suave y saludable.

6.2. Evitar la exposición solar

Es muy importante que evites exponer la zona depilada al sol durante los primeros días posteriores. El sol puede intensificar la irritación y causar manchas en la piel. Si realmente necesitas estar expuesto al sol, asegúrate de aplicar un protector solar de alta protección en la zona depilada.

6.3. No usar productos agresivos

Evita el uso de productos que puedan irritar aún más tu piel después de la depilación, como jabones con químicos fuertes o exfoliantes. Opta por productos suaves y naturales que ayuden a calmar la zona y eviten cualquier tipo de reacción desfavorable.